Un autor llamdo Aniruddha Bahal

Es triste que cuando vi la portada de la novela “Búnker 13“, de Ediciones Emecé, lo que más me llamara la atención, aparte de su exquisito diseño, fue el nombre del autor: Aniruddha Bahal, y que me llamara la atención por desconocido y por exótico. Bahal es uno de esos personajes sin los que el periodismo, la novela, e incluso la decencia, no sobrevivirían. Dice su curriculum que es historiador, filólogo (inglés) y filósofo, todo ello a base de estudios y de experiencias personales, pero sobre todo es conocido en la India como periodista, un moderno periodista con un sitio web, Cobrapost, que ha destapado importantes asuntos de corrupción en un país  (me recuerda a otro) donde esa actividad está presente a todos los niveles. La historia de MM, el periodista de ficción que trabaja en un lugar como Cachemira, una región corroída por una guerra absurda, por la corrupción y la mentira, está basada en la suya propia. Bahal consigue con esta novela que maneja, como suele pasar en el espionaje, la realidad y la ficción, nos da una idea de lo que significa en la vida real terrorismo, tráfico de armas, de drogas, de información o de lo que sea, siempre en el mundo secreto y subterráneo de dos países, la India y Pakistán cuyos servicios de Inteligencia tiene el honor de considerarse de los más eficaces, independientes y corruptos del mundo. La historia que nos cuenta “Bunker 13” es magnífica, una de las mejores novelas de espionaje que he leído jugando con la ambigüedad de los personajes, de las situaciones y de los escenarios. Sin llegar a Cachemira, su análisis del movimiento del tráfico de armas y drogas en la Unión Europea con una Convención de Aduanas de Transporte Internacional “a la medida de la Cosa Nostra” (la cita es de la novela), es de una claridad que pone los pelos de punta: “las doce fronteras internas han desaparecido para los ladrones, pero no para los policías”.  Una novela para no perdérsela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *