El informe Müller, de Antonio Manzanera

Cuando uno lee “El informe Müller” de Antonio Manzanera queda de manifiesto la razón fundamental de creación del colectivo “Máximo Secreto”, el Club de autores en español de espionaje y servicios secretos. Ese grupo se creó con la intención de dar a conocer y reivindicar la literatura de espionaje frente a la creencia de que solo los autores anglosajones están en condiciones de desarrollarla. Y ahí está “El informe Müller” para demostrar lo equivocado de esa idea; una intrigante, documentada y profunda historia sobre uno de los individuos más destacados del universo policial y secreto de la Alemania nazi, el Gruppenführer Heinrich Müller, jefe de la Gestapo. Es conocida la controversia entorno a la muerte o desaparición de Müller tras el hundimiento del Tercer Reich en 1945 y Manzanera utiliza esa ambigüedad histórica para desarrollar una historia perfecta, no se puede calificar de otra forma, en la que da una explicación plausible del destino de un individuo excepcional. De un modo magistral, los actores, individuales o colectivos de la novela van desarrollando el relato, desde el profesor de Oxford Trevor-Roper hasta el mismo y misterioso Müller pasando por el MI5, el MI6, el NKVD o la RSHA, la oficina de seguridad del Reich. La personalidad de Müller, tan bien retratada, resulta ser ideal para la novela de espionaje, un hombre, policía de pies a cabeza, no un nazi al uso, sino un servidor del Estado más bien al estilo Hegeliano, formado en la policía prusiana, servidor del Kaiser, de la república de Weimar, del nacionalsocialismo y que, se dice, incluso ofreció sus servicios a los ocupantes soviéticos, cuando cayó Alemania. Manzanera utiliza a este siniestro y destacado personaje para desarrollar una historia de espionaje en la que la CIA y el MI6 compiten por utilizar el informe Müller, la verdad sobre la muerte de Hitler y los últimos días del Reich milenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *