Berlin Station

Acabo de ver los seis capítulos de la primera temporada de “Berlin Estación”, una de esas series de espionaje con que nos obsequia desde hace algún tiempo la televisión y que en este caso, como en el de “The americans” o “Homeland” tienen un cierto interés. En el caso de “Berlin Estacion” el principal interés está en que tiene como asesor nada menos que a Robert Baer, ex agente (o agente) de la CIA, asesor de la CNN para asuntos de Inteligencia y seguridad y que además de escribir libros incómodos para los servicios de Inteligencia de Estados Unidos fue el inspirador de una gran pelicula de espionaje, “Syriana” protagonizada por George Clooney. La historia que cuenta “Berlín Estación” contiene los ingredientes que la hacen interasante y desde luego muy actual, no solo por las referencias a Wikileaks o a Snowden, sino incluso más allá a un asunto tan actual e inmediato como las escuchas clandestinas de la NSA a Angela Merkel. La historia no va de eso, no, sino que relata un caso que bien podría ser protagonizado por un Snowden mucho mejor preparado y comprometido y trata de poner al descubierto esos asuntos tan incómodos para los nortemericanos como Guantánamo, Abu Graib y otras cárceles clandestinas donde (¡vaya sorpresa!) se tortura y se conculcan todos los derechos humanos. Los personajes son bastante creíbles aunque un poco estereotipados, como la magnífica agente del Mosad, Golda nada menos, o el buen chico-Miller pero supongo que hay que hacer algunas concesiones, como un final más o menos feliz. Como siempre en este tipo de trabajos la realización es perfecta, también la interpretación, el ambiente, los escenarios y el mundo de una agencia de Inteligencia, que aparte de aventuras más o menos espectaculares, no deja de ser una oficina donde unos funcionarios tratan de mantener su puesto de trabajo. Interesante.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *